El proyecto de ley que prevé la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo obtuvo dictamen de mayoría tras finalizar el último plenario de comisiones del Senado, en el que los senadores escucharon durante tres días a 60 expositores a favor y en contra de la propuesta del Poder Ejecutivo.

La presidenta de la Banca de la Mujer, Norma Durango, que conduce el plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Salud, agradeció «el debate serio, responsable y respetuoso» que se dio en el Senado pese «a las diferencias» y anunció que el tema sería llevado al recinto el 29 de diciembre.

Finalizada la audiencia del jueves, el texto fue pasado a la firma y obtuvo la noche del jueves 23 firmas a favor, dos de ellas con disidencias, las de los senadores Ernesto Martínez (Cambiemos) y de Edgardo Kueider (Frente de Todos).

La propuesta de legalización del aborto había sido rechazada en el Senado en 2018 cuando no llegó ni siquiera a tener las adhesiones necesarias para la emisión del dictamen de mayoría, por lo que el paso dado en comisiones fue considerado un dato positivo por los senadores del sector «verde» que buscan respaldar la sanción dada por la Cámara de Diputados.

Senadores del sector «celeste» que se oponen al aborto lamentaron, en cambio, el tratamiento de la iniciativa por considerar que «había temas más importantes para debatir como la pobreza y la pandemia de coronavirus» y por entender que la propuesta «promueve» la realización de abortos en desmedro de la educación sexual para la prevención de los embarazos no deseados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat