El director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, aseguró que la vacuna contra el coronavirus podría estar para fin de este año o a principios del próximo, a pesar de haberse pausado la última fase del ensayo como consecuencia de un efecto adverso que se produjo en un voluntario.

«Podríamos tener una vacuna para fines de este año, a principios del próximo» dependiendo de lo rápido que se mueva el organismo regulador, dijo Soriot en un encuentro organizado por el grupo de medios Tortoise, que consignó el diario The Guardian.

El director explicó que es común que haya pausas en los ensayos causadas por «eventos adversos», pero que «la diferencia es que el mundo entero nos está mirando» al referirse a otras investigaciones.

El laboratorio que está desarrollando la vacuna experimental junto a la Universidad de Oxford suspendió el martes los ensayos de la fase tres después que que uno de los voluntarios en el Reino Unido desarrollara efectos adversos.

Soriot no confirmó los síntomas que tuvo esa persona, pero según los medios británicos sufrió problemas neurológicos asociados con un trastorno inflamatorio espinal poco común llamado mielitis transversa.

En ese sentido, el ejecutivo dijo que se estaban haciendo más pruebas a la persona que se enfermó y que los datos se presentarán a un comité de seguridad independiente que los evaluará y decidirá si se pueden reanudar las pruebas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat