Lionel Messi y Luis Suárez, al que el nuevo entrenador de Barcelona, Ronald Koeman le avisó que no lo tendrá en cuenta, se reunieron a cenar en la noche de este miércoles en un restaurante de la ciudad condal, en la primera aparición pública después de conocerse que ya pidió alejarse del club.

El rosarino y el uruguayo arribaron al restaurante Soho House Barcelona alrededor de las 21.30 y se retiraron del lugar a la medianoche de España, justo cuando comenzaba el popular programa de Antena 3 «El chiringuito de jugones», que captó las imágenes de ambos futbolistas saliendo de ese lugar en sus respectivos automóviles de color negro, Lío con una remera negra y Suárez con otra roja.

En principio Messi se va a realizar los hisopados junto con el resto del plantel de Barcelona el próximo domingo para reiniciar las prácticas el lunes, mientras espera la definición de su futuro, que al momento pendula entre el Manchester City inglés y el Paris Saint Germain francés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat