A la falta de agua se le suma la mortandad de peces.

El secretario de Recursos Hídricos, Roberto Gioria. Crédito: Prensa Gobierno de Santa Fe

A la falta de agua se le suma la mortandad de peces.
La Secretaría de Recursos Hídricos del Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat emitió un nuevo informe acerca del estado de situación del río Salado, en el tramo Colonia Dora (provincia de Santiago del Estero) y Tostado (provincia de Santa Fe), el cual advierte muy bajos caudales debido a la escasez de precipitaciones en la cuenca, al aumento de las temperaturas por cambio estacional y a la presencia de captaciones laterales no autorizadas.
En este sentido, se ha constatado la presencia de una bomba de extracción de alta potencia (gran caudal) y más de 40 tomas puntuales.
Hasta principios de noviembre del corriente año, desde unos 50 km aguas arriba de Suncho Corral (Santiago del Estero), la situación de escasez de agua fue paliada con aportes de caudales provenientes de la cuenca vecina del río Dulce (a través del Canal Jume Esquina), hasta que el problema de la sequía en el sistema del río Dulce hizo inviable el trasvase.
Mortandad de peces
Por otro lado, en los últimos tiempos, se sumó la mortandad masiva de peces.
Se cree ahora de acuerdo a las pruebas obtenidas hasta el momento, que la causa se relaciona con los líquidos arrojados al cauce entre los que se destacan fluidos domiciliarios y heces de ganado, lo que sumado a la falta de caudal y las temperaturas, provoca la desoxigenación del agua lo que causaría la muerte de los peces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat