La pandemia complicó mucho más las cosas para quienes padecen trastornos del espectro autista.

La imposibilidad de las terapias presenciales, los trámites relacionados con los certificados de discapacidad y la vida de mucha gente puertas adentro hizo más duro el trabajo de las familias y de las organizaciones que colaboran con las mismas.Una de las madres del grupo TEA de VGG enumeró algunos de los problemas en la edición de hoy de Ivisión Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat