Entre las 25 remisiones por alcoholemia positiva en Pueblo Esther, una fue insólitamente alta: superó la calibración del alcoholímetro.

Un hombre que fue detenido en el un control de Pueblo Esther debió ser reducido por la policía y luego de varios intentos logró soplar en la pipeta.En total se fiscalizaron 3700 vehículos en los distintos controles.Se remitieron 25 vehículos al corralón por alcoholemia positiva sancionable. En uno de los casos, el conductor superó el límite de alcohol en sangre que puede ser detectado por el alcoholímetro
Se recibieron 115 llamados por distintos motivos, de lo cuales se procedió al labrado de actas por 35 casos ruidos molestos y 4 fiestas clandestinas, que además fueron desalojadas. 
Luis Ayala en diálogo con Ivisión noticias dió detalles de los mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat