El mismo ex presidente boliviano, hoy exiliado en Argentina, fue quien dio las primeras declaraciones.

Con el escrutinio en lento avance, Luis Arce y Evo Morales proclamaron anoche la victoria, que fue reconocida por la propia presidenta de facto, Jeanine Áñez  quien sucedió a Morales cuando fue derrocado hace 11 meses, en medio de una convulsión social.

Bolivia «ha recuperado la democracia, quiero decirle sobre todo a los bolivianos, hemos recuperado las esperanzas», declaró Arce -a quien sus seguidores llaman ‘Lucho’-, junto a su vicepresidente, David Choquehuanca, excanciller de Morales (2006-2019).

«Lucho será nuestro presidente (…), él devolverá a nuestra patria el camino del crecimiento económico», expresó Morales.

En cambio, el principal rival del economista, el exmandatario centrista Carlos Mesa (2003-2005) mantuvo hasta ahora el silencio.Su vocero, Ricardo Paz, dijo que esperaban «con paciencia y con tranquilidad» el resultado del final del Tribunal Supremo Electoral, informó la agencia de noticias AFP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat