El médico de Diego Armando Maradona, Leopoldo Luque, fue notificado este domingo formalmente durante el allanamiento en su casa de Adrogué que era imputado en un proceso penal y se le leyeron los derechos y garantías contemplados en los artículos 60 y 162 del Código Procesal Penal (CPP) de la Provincia de Buenos Aires.

El médico de Diego Armando Maradona, Leopoldo Luque, llegó pasadas las 9.10 a los tribunales de San Isidro para declarar espontáneamente ante los fiscales que investigan las circunstancias en las que se produjo la muerte del astro futbolístico.

El artículo 60, leído este domingo al médico, es el que inicia el capítulo II del código titulado “El Imputado”, e indica que “se considerará imputado a toda persona que en cualquier acto o procedimiento se lo indique o detenga como autor o partícipe de la comisión de un delito”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat