Desde la empresa Aguas Santafesinas informaron que se incorporaron bombas para incrementar en un 15% la producción de agua potable.

Imagen: Aguas Santafesinas

Según información desde la compañía proveedora del servicio: «de acuerdo a informes del Instituto Nacional del Agua (INA), la altura del río Paraná presenta un escenario desfavorable en bajante para lo que resta del invierno y la primavera».

Frente a Rosario el río registra actualmente niveles por debajo de los 50 centímetros, cuando en esta época debería estar arriba de 2,50 metros.

La persistencia de esta bajante excepcional y prolongada, llevó a Aguas a encarar un plan de mejoramiento del sistema de captación de agua del Paraná, en la planta potabilizadora que abastece a gran parte de Rosario, además de Funes y Villa Gobernador Gálvez.

Por un lado, ya están en funcionamiento tres nuevas bombas instaladas en un pontón flotante, que aportan 3.600.000 litros de agua por hora, y que representan un 15 % más de captación.

Por otro lado, dentro de este año se prevé la instalación de una nueva bomba de gran porte de 5.000.000 de litros/hora de capacidad, en reemplazo de otra que lleva más de 50 años de funcionamiento y rinde 3.000.000 litros/hora.

De esta forma se contará con un volumen remanente disponible en todo momento para compensar mayores bajantes del río, así como realizar trabajos de mantenimiento programado en equipos que deben trabajar las 24 horas del día en la planta ubicada en French y Echeverría.

El presidente de Aguas, Hugo Morzan, destacó que “desde el inicio de la pandemia, recibimos claras directivas del gobernador Omar Perotti y de la ministra de Infraestructura y Servicios Públicos, Silvina Frana, para sostener los niveles de calidad de servicios que son más esenciales que nunca: el agua potable y el saneamiento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat